El pensamiento adherente

Diez (posibles) razones para la tristeza del pensamiento, George Steiner
Siruela, Madrid: 2015

De todas las razones que Steiner expone para abordar la tristeza que procede del pensamiento, la que me resulta más inquietante es la del discurrir de la razón como una materia adherente. No es posible dejar de pensar, nos dice, aunque lo que nos rodea parece empeñado en confirmar que el próximo paso que debemos dar es el de la involución intelectual. Qué irónica maldición para el ser humano, tanto que parece planeada: condenarle a dar vueltas, sin descanso, por los surcos de su reflexión. No poder elegir siquiera cuándo es el momento de detener ese discurrir. Nuestra condición incluye intentar evadirnos, sin éxito, de las ideas, como intentamos contener el agua entre las manos. Va más allá de la muerte esta condición, porque los muertos sí se detienen en los asuntos de los vivos a través de los libros.

En un artículo de 1915, Unamuno ya decía que el pensamiento que no nos duele como duele la tristeza no es más que un esqueleto del pensamiento, que no hay vida donde no hay dolor. Y continuaba: “me duelen las ideas y por eso se me retuercen y se me encrespan en las contorsiones del conceptismo”. Porque para que las ideas tengan peso, y lleguen a algún lugar, estas deben pasar por el dolor de la síntesis.

Otra razón, tan sugerente como relevante, para sostener esa cualidad adherente (en eso consiste realmente la tristeza) del pensamiento es su privacidad, y en el centro de esa privacidad es donde residen la duda y la certeza, las pretensiones y las decepciones, la derrota, la contradicción, la esperanza, la metáfora y la creación. Tal vez por eso, ahora que se produce un cambio tan drástico en el pensamiento occidental (elevado a software por el uso de las nuevas formas de comunicación), es tan necesario renovar su fondo (el hardware) para que esa adherencia vital y consustancial al individuo no se pierda. Steiner nos ofrece parte de la información (porque es un autor que ha pasado a convertirse en manual), y seríamos unos desequilibrados si no le concediéramos un vistazo de vez en cuando.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s